Dinero y Felicidad

La mayoría de nosotros está de acuerdo con que el dinero no es la fuente de la felicidad, pero a veces actuamos de forma contraria.

En la actualidad estamos mejor pagados, alimentados e instruidos que nunca antes. Y sin embargo, la tasa de los divorcios se ha doblado, el porcentaje de los suicidios en adolescentes se ha triplicado, y la depresión se ha disparado en los últimos treinta años.

Hace dos mil años, Séneca escribió:

“El dinero, en sí mismo, todavía no ha hecho rico a nadie”.

¿Por qué? Porque uno es, lo que uno es, sin importar lo mucho o lo poco que tenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *